Saltar al contenido
Todo árbol de la vida

Diario personal del árbol de la vida

Un diario personal del árbol de la vida es algo muy especial donde ponemos todos nuestros pensamientos, todos nuestros secretos y todos nuestros recuerdos.

Por eso te presentamos los mejores diarios celtas del árbol de la vida para que puedas guardar por muchos años todos esos sentimientos y experiencias que te van pasando día a día en un diario de calidad y duradero a lo largo del tiempo.

Te presentamos estos estupendos diarios celtas de piel con el símbolo que más te gusta, el símbolo del árbol de la vida.

Llegados a este punto seguramente te haya gustado algún diario personal del árbol de la vida celta que te hemos mostrado en nuestra web.

No olvides que también tenemos otros productos del árbol de la vida celta en nuestra tienda:

¿Por qué quiero escribir un diario personal?

Seguramente sea algo que has estado pensando durante algún tiempo y todavía no has dado ese paso.

Cuando viajas es algo que disfrutas bastante y porqué no poder enumerar los sitios visitados, las anécdotas y las vivencias diarias. Es algo similar a un álbum de fotos pero con palabras, lo que te hará recordar lo más importante de ese día.

Escribir en tu diario personal te hará:

1) Reflexionar. Por muy productivos que seamos, reflexionar es una actividad para la que, o reservas parte de tu tiempo, o no le encontrarás un hueco. Escribir un diario personal es un excelente punto de anclaje para hacerlo, sí o sí.

2) Registrar tus sensaciones. Me refiero a registrar lo que sientes en un determinado momento y hacerlo con una relativa frescura (con un margen de horas).

3) Desahogarte. Hay cosas que rondan por tu cabeza que son tuyas y sólo tuyas y que con el único que las compartes es contigo mism@. No hay pareja, familia o amigos que valgan para eso. Tú conmigo mismo. Es un espacio para sacar cosas que llevas dentro y que te “agobian”.

4) Revisar tus metas. Escribir un diario personal te permite, como decía antes, reflexionar y uno de los puntos de reflexión son las metas que te propongas o, a veces, la ausencia de esas metas y la necesidad de fijar unas nuevas.